VITRIFICACIÓN DE EMBRIONES Y ÓVULOS

La vitrificación es una técnica de laboratorio que permite conservar gametos (óvulos, semen) y embriones en perfectas condiciones y durante un tiempo indeterminado, hasta que los necesites de nuevo para conseguir un embarazo.

 

Durante el proceso de vitrificación la muestra de los ovocitos, semen o embriones se carga en unos soportes especiales que se sumergen en nitrógeno líquido a una temperatura de -196 °C. Estos soportes se almacenan debidamente identificados para cada paciente y se mantienen en tanques de nitrógeno líquido a esa misma temperatura.

La vitrificación es una técnica de criopreservación que ofrece unas tasas de éxito muy superiores a las técnicas de congelación lenta que se utilizaban hasta hace tiempo, esto es debido a que el descenso de la temperatura es sumamente rápido e impide la formación de cristales de hielo, que era la principal causa de daño en ovocitos, semen y embriones.

La vitrificación no afecta negativamente a las tasas de éxito de los tratamientos de reproducción asistida, ya que los gametos (óvulos, semen) o embriones mantienen la misma calidad que tenían en el momento en que se vitrificaron. Las tasas de éxito logradas con óvulos previamente vitrificados son similares a las obtenidas con óvulos en fresco, es decir, que no han pasado por un proceso de congelación y descongelación.

¿Cuándo está indicado?

Congelación embrionaria

En la transferencia de embriones congelados, la mujer no tiene que repetir el proceso de estimulación ovárica. Tan solo con unas dosis de hormonas (estrógenos y progesterona) o bien con una serie de controles ecográficos, estará preparada para la transferencia.

Así pues, estaría indicado en todos aquellos ciclos dónde no se pudiera realizar una transferencia en fresco o hubiera embriones extra para congelar.

Congelación de ovocitos (Preservación de la fertilidad)

El tratamiento de preservación de la fertilidad consiste en la obtención y conservación de los óvulos para su uso futuro, y así decidir el momento adecuado para tener un bebé. De este modo la mujer tiene la capacidad de congelar sus óvulos a una edad temprana (recomendable antes de los 38 años) y utilizarlos más adelante, evitando que éstos pierdan su calidad a medida que aumenta su edad.

También es muy recomendable en aquellas pacientes que vayan a someterse a un proceso de quimioterapia o radioterapia, ya que estas técnicas afectan negativamente a la fertilidad de la mujer.

Congelación de semen (Preservación de la fertilidad)

La congelación del semen es una técnica ampliamente utilizada y que sirve para preservar la fertilidad en el hombre. Una vez el esperma es analizado se realiza la congelación de la muestra. Estas muestras se guardan en bancos de semen, donde pueden permanecer por un tiempo ilimitado hasta que se requiera su uso.

Así, la congelación espermática permite, no sólo preservar la calidad de los espermatozoides, sino, tener muestra congelada disponible en el laboratorio para poder realizarla en cualquier tratamiento de fertilidad sin la necesidad de estar presente el día requerido por la clínica.

Es muy recomendable en aquellos pacientes que vayan a someterse a un proceso de quimioterapia o radioterapia, ya que estas técnicas afectan negativamente a la fertilidad del hombre.

 

Last Update: 21/03/2020

References:

– Rienzi L, Gracia C, Maggiulli R, et al. Oocyte, embryo and blastocyst cryopreservation in ART: systematic review and meta-analysis comparing slow-freezing versus vitrification to produce evidence for the development of global guidance. Hum Reprod Update. 2017;23(2):139–155. doi:10.1093/humupd/dmw038
– Bosch E, De Vos M, Humaidan P. The Future of Cryopreservation in Assisted Reproductive Technologies. Front Endocrinol (Lausanne). 2020;11:67. Published 2020 Feb 20

Déjanos tus datos para programar una cita

Aviso Legal

9 + 2 =

× ¿Cómo puedo ayudarte?