Tratamientos de reproducción asistida Inseminación Artificial Conyugal (IAC)

La Inseminación Artificial Conyugal (IAC) es un tratamiento fácil de realizar y con mínimas molestias. Cuando no tiene contraindicaciones, es la primera línea de tratamiento.

La Inseminación Artificial Conyugal es un tratamiento de reproducción humana que consiste en la introducción del semen de la pareja (previamente “mejorado”) dentro del útero de la mujer durante el momento de la ovulación.

Las condiciones necesarias para poder realizar la Inseminación Artificial son:

  • En el caso de la mujer: exploración ginecológica, histerosalpingografía o suerosonografía que demuestre permeabilidad de al menos una trompa y analítica de sangre.
  • En el caso del hombre: seminograma o Test REM que descarten factor masculino severo, analítica de sangre.
  • Consentimiento informado de Inseminación Artificial Conyugal.

Las indicaciones de la Inseminación Artificial son:

  • Factor masculino: alteración leve/moderada en el número o movilidad de los espermatozoides.
  • Fallo de relaciones programadas o Citrato de Clomifeno.
  • Esterilidad de origen desconocido (EOD).
  • Factor femenino: en pacientes con anovulación (por ejemplo, Síndrome de Ovario Poliquístico).
  • Varones seropositivos al VIH o VHC: se realiza inseminación artificial previo lavado seminal.

No realizamos Inseminación Artificial en las siguientes situaciones:

  • Oclusión tubárica bilateral.
  • Adherencias tubáricas importantes.
  • Endometriosis severa.
  • Factor masculino severo.

Técnica de la Inseminación Artificial

  • Inducción de la ovulación: desde el 3º día del ciclo se administran, diariamente y por vía subcutánea, gonadotrofinas (hormona FSH) para estimular el crecimiento folicular. Por medio del seguimiento ecográfico se valora el desarrollo folicular. Cuando los folículos están maduros se aplica otra medicación (hormona HCG) para provocar la ovulación.
  • Capacitación espermática: el día de la ovulación procesamos el semen de la pareja para mejorar su calidad (sobre todo la movilidad). Luego de mejorar el semen realizamos la inseminación artificial.
  • Inseminación artificial: en la consulta, y prácticamente de manera indolora, se realiza la colocación de los espermatozoides dentro de la cavidad uterina a través de un catéter de inseminación. Desde aquí ascienden a la trompa donde fecundan el óvulo.

Tras la inseminación artificial la paciente puede reanudar tranquilamente sus actividades sin necesidad de reposo. La tasa de éxito por ciclo se sitúa entre un 20-24%, con una tasa acumulativa en 3 ciclos del 65%. Se aconseja realizar entre 3 y 6 ciclos. No es necesario descansar entre ciclo y ciclo, pueden ser consecutivos. La tasa de embarazo múltiple oscila entre un 8-20%.

Last Update: 02/09/2014
References:
– Merviel P, Heraud MH, Grenier N, Lourdel E, Sanguinet P, Copin H. Predictive factors for pregnancy after intrauterine insemination (IUI): an analysis of 1038 cycles and a review of the literature. Fertil Steril. 2010; 93(1): 79-88.
– Cooper TG, Noonan E, von Eckardstein S, Auger J, Baker HW, Behre HM, et al. World Health Organization reference values for human semen characteristics. Hum Reprod Update. 2010; 16(3): 231-45.
– Intrauterine insemination. Hum Reprod Update. 2009; 15(3): 265-77.
– Polyzos NP, Tzioras S, Mauri D, Tatsioni A. Double versus single intrauterine insemination for unexplained infertility: a meta-analysis of randomized trials. Fertil Steril. 2010; 94(4): 1261- 6.
– Hughes EG. The effectiveness of ovulation induction and intrauterine insemination in the treatment of persistent infertility: a meta-analysis. Hum Reprod 1997;12:1865-72.