Tratamientos de reproducción asistida Fecundación in Vitro (FIV)

Desde el nacimiento del primer bebé concebido por la técnica de Fecundación in Vitro (1978) se han producido infinidad de avances científicos en el campo de la reproducción humana.

La Fecundación in Vitro (FIV) es un tratamiento de reproducción asistida en la cual los óvulos obtenidos tras una estimulación de la ovulación se fecundan por los espermatozoides en el laboratorio (“in Vitro”). Los embriones obtenidos se transfieren al útero de la paciente.

La Fecundación in Vitro nos permite estudiar “qué está pasando” en el proceso de la formación del embrión. Los resultados de la Fecundación in Vitro son muy variables y dependen de muchos factores. En nuestro laboratorio las tasas de éxito oscilan entre un 30-60%

La Fecundación in Vitro es una técnica segura que requiere controles periódicos a lo largo de todo el proceso. En nuestro laboratorio de reproducción asistida siempre se utiliza la técnica ICSI o IMSI para realizar la Fecundación in Vitro.

Las condiciones necesarias para poder realizar la Fecundación in Vitro son:

  • En el caso de la mujer: exploración ginecológica, análisis de sangre.
  • En el caso del hombre: análisis de sangre y muestra de semen con espermatozoides o posibilidad de realizar biopsia testicular para hallarlos.
  • Consentimiento informado de Fecundación in Vitro.

Las indicaciones de la Fecundación in Vitro son:

  • Factor masculino: alteración moderada/severa en el número o movilidad de los espermatozoides.
  • Fallo de Inseminación Artificial Conyugal.
  • Fallo de Inseminación Artificial de Donante.
  • Endometriosis moderada-grave.
  • Oclusión tubárica bilateral.
  • Pacientes seropositivos al VIH o VHC.
  • Diagnóstico genético preimplantatorio del embrión.

No realizamos Fecundación in Vitro en las siguientes situaciones:

  • Fallo ovárico o menopausia precoz: no hay reserva ovárica funcional para responder a la hiperestimulación ovárica controlada. Es una indicación de ovodonación.

Técnica de la Fecundación in Vitro

Inducción de la ovulación: hiperestimulación ovárica controlada.

El objetivo es realizar un desarrollo folicular adecuado y llegar a conseguir un número de folículos pre ovulatorios suficientes de los cuales se obtengan ovocitos maduros que se puedan fecundar formando embriones para transferirlos al útero de la paciente. Se necesitan gonadotropinas (inyección subcutánea) para la estimulación del crecimiento y maduración de los folículos y medicación adicional para inhibir la posible ovulación espontánea a nivel hipofisario (antagonistas o agonistas de la hormona liberadora de gonadotropinas GnRH).

En todos los ciclos de Fecundación in Vitro realizamos controles ecográficos y analíticos (estradiol) para valorar el crecimiento y la maduración de los folículos. Tras 9-12 días de estimulación, cuando los folículos alcanzan un tamaño de 17-18mm, se desencadena la ovulación con la hormona HCG y se programa la punción folicular.

Recuperación ovocitaria: punción folicular (ovárica).

Es un procedimiento ambulatorio que se realiza en un área quirúrgica y con anestesia local y/o sedación suave, por lo que es importante acudir en ayunas. La duración aproximada del procedimiento es de 20 minutos. Mediante localización ecográfica de los folículos y punción a través de la vagina se extrae el líquido folicular que se coloca en tubos que se entregan al laboratorio.

Los biólogos observan el liquido folicular de inmediato, para reconocer y aislar los ovocitos. En el caso de la Fecundación in Vitro con semen de la pareja en ese momento se recoge la muestra seminal. Una hora después de la punción la paciente recibe el alta médica. Se recomienda reposo durante todo el día. Este día, por la noche, se comienza la administración vaginal de Progesterona.

Laboratorio de Fecundación in Vitro.

Se clasifican los ovocitos en el laboratorio según el grado de maduración y posteriormente se incuban en medios de cultivo.

Los métodos utilizados para fertilizar (inseminar) al óvulo son:

  • Fecundación in Vitro “clásica”:
    Se realiza la inseminación de los ovocitos con unos 100.000 espermatozoides móviles por ovocito. Los ovocitos y espermatozoides se mantienen juntos hasta el día siguiente en el que se valora si ha habido fecundación.
  • Fecundación in Vitro con Microinyección espermática o ICSI:
    La ICSI consiste en la introducción, mediante una micro aguja, de un espermatozoide en el citoplasma del óvulo.
  • Fecundación in Vitro con Microinyección espermática de espermatozoides morfológicamente seleccionados (IMSI):
    Para la elección de los espermatozoides a microinyectar utilizamos, en nuestra clínica de fertilidad, una Estación de Micromanipulación Avanzada que nos permite visualizar los espermatozoides hasta 16.000 aumentos (en la ICSI se visualizan a 400 aumentos como máximo). Con esta tecnología, que aumenta la visión del biólogo 40 veces, se pueden valorar alteraciones en los espermatozoides y seleccionar, en el momento del tratamiento, los espermatozoides más sanos para formar embriones de mejor calidad (IMSI) que aumenten las tasas de éxito y disminuyen a la mitad la posibilidad de abortos.
    El día después de la punción nos ponemos en contacto con la paciente para informar el número de embriones y coordinar la transferencia embrionaria, que se realiza habitualmente 2 –3 días después de la punción folicular.
  • Transferencia de embriones:
    Se realiza ambulatoriamente y no requiere ningún tipo de anestesia. Consiste en la introducción, con guía ecográfica, de embriones con un catéter a través del cuello uterino para depositarlos a 1,5 cm aproximadamente del fondo uterino. El número de embriones a transferir depende de la edad de la paciente, la calidad de los embriones y los intentos previos. Los embriones sobrantes, si su calidad lo permite, son congelados. Se aconseja reposo domiciliario 24-48 horas pos transferencia. Continuamos con la administración de progesterona vaginal hasta la prueba de embarazo (en 13 días).
  • El Hatching asistido (“eclosión embrionaria”):
    Es una técnica de laboratorio que en nuestro centro de reproducción asistida se utiliza para mejorar la implantación embrionaria. Mediante láser se abre una pequeña ventana en la membrana pelúcida (cubierta del embrión) para facilitar la eclosión embrionaria.

Complicaciones de la Fecundación in Vitro:

  • Embarazo múltiple.
  • Síndrome de hiperestimulación ovárica severa (menos del 1%)
  • Embarazo ectópico.
  • Durante la punción ovárica: hemorragia, infección y riesgo derivados de la anestesia.
Last Update: 05/09/2014
References:
Manual Práctico de Esterilidad y Reproducción Humana. Laboratorio de Reproducción Asistida (Tercera Edición). J. Remohí, A.Cobo, J.Romero, M.J. de los Santos, A. Pellicer McGraw-Hill Madrid 2008.
– Ruiz A, Remohi J, Minguez Y, Guanes P, Simon C., Pellicer.A. The role of in vitro fertilization and intracy- toplasmatic sperm injection in couples with unex- plained infertility after failed intrauterine insemination. Fertil Steril 1997; 68: 171-3.
– Berkovitz A, Eltes F, Paul M, Adrian E, Benjamin B. The chance of having a healthy normal child following intracytoplasmic morphologically-selected sperm injection (IMSI) treatment is higher compared to conventional IVF-ICSI treatment. Fertil Steril 2007; 88: S20.