Control personalizado del embarazo Inicio de los síntomas y cambios fisiológicos

Es importante conocer los síntomas de una gestación incipiente y los cambios normales que se producen en tu cuerpo.

Los primeros síntomas

Los síntomas más frecuentes (y normales) son:

  • Alteraciones digestivas como náuseas y vómitos.
  • Mamas sensibles y con aumento de tamaño.
  • Sensación de sueño o cansancio.
  • Percepción de malos olores.
  • Cambios de carácter.
  • Mayor deseo de orinar.
  • Disminución de fuerzas.
  • Alteración de las funciones intestinales como estreñimiento.

La prueba del embarazo

Debe realizarse un test de embarazo en orina 4-5 días después de la falta. Si resulta negativo, posiblemente porque se ha realizado muy precozmente, se puede repetir en 4-5 días. En situaciones especiales como antecedentes de embarazo ectópico o utilización de tratamientos de reproducción asistida, se prefiere la realización de la prueba de embarazo en sangre (Bhcg en sangre).

Cambios fisiológicos esperados en su organismo

  • Puede sentirse más sensible y emotiva, y en ocasiones cansada y fatigada.
  • Observará una mayor pigmentación de la piel y, a veces, la aparición de estrías.
  • Las mamas aumentan de tamaño, el pezón es más sensible y puede aparecer leche antes de terminar el embarazo. No es aconsejable la manipulación del pezón.
  • Las náuseas y vómitos, sobre todo por las mañanas, son frecuentes durante los tres primeros meses del embarazo, así como el ardor de estómago en la segunda mitad del embarazo.
  • El estreñimiento y las hemorroides son frecuentes. Procure tomar una dieta rica en fibra, zumos y líquidos.
  • Las varices son frecuentes sobre todo al final de la gestación. Evite las ropas ajustadas. No permanezca parada de pie durante períodos prolongados. Descanse con las piernas elevadas. Es aconsejable utilizar medias elásticas hasta la cintura. La hinchazón de pies y tobillos a lo largo del día no es un signo preocupante.
  • Los dolores de espalda aparecen principalmente al final del embarazo, cuando la mujer gestante modifica su postura corporal por el crecimiento del feto. Procure utilizar asientos con respaldo recto, evitar cargas pesadas y utilizar un colchón duro para su descanso.
  • Durante el embarazo aumenta la necesidad y frecuencia de orinar, lo que puede obligarla a levantarse por la noche.
  • Tendrá precauciones en el contacto con gatos y otros animales domésticos (prevención de enfermedades infecciosas trasmisibles al feto).
  • No comerá carne ni huevos crudos o poco cocinados, ni embutidos poco curados, deberá lavarse las manos después de tocar la carne en la cocina y evitará comer verduras frescas sin lavar adecuadamente.
  • Deberá evitar el contacto con enfermos infecciosos de cualquier tipo.
Last Update: 1/09/2014
References:
– F. GARY CUNNINGHAM. Obstetricia de Williams (23ª ED). MCGRAW-HILL, 2011