Ginecología Patología mamaria

El cáncer de mama es la neoplasia más frecuente en la mujer. El diagnóstico precoz (revisión ginecológica con mamografía) nos permite tratamientos poco agresivos que permiten una curación con buena calidad de vida.

Los síntomas habituales que indicarán una patología son: dolor, tumoración, derrame por el pezón y cambios en la piel. Describiremos los trastornos mamarios más frecuentes en la consulta habitual.

Tumoración mamaria

Después de realizar una exploración clínica y una ecografía y/o mamografía se realiza, habitualmente, una punción mamaria con guía ecográfica permitiendo la extracción del contenido en el caso de quistes o la valoración citológica (diagnóstica) en el caso de nódulos sólidos.

Fibroadenoma: es el tumor benigno más frecuente de la mama. Se pueden realizar controles periódicos aunque estaría indicada la cirugía en los siguientes casos: crecimiento, dolor, sospecha de malignidad o deseo de la paciente.

Otros tumores menos frecuentes: Tumor Phyllodes, hamartomas, lipomas, papilomas etc.

Dolor mamario

Es muy frecuente, aunque rara vez se acompaña de alguna patología. Algunas veces se origina en otras zonas dando la sensación de que es la mama la que duele (neuralgias cervicales o inflamación de músculos o cartílagos intercostales). El dolor mamario cíclico (mastodinia) se produce generalmente durante la fase menstrual y raramente tiene un origen orgánico. El dolor sin relación con el ciclo (mastalgia) puede estar relacionado con inflamación, infecciones y tumoraciones de tipo quístico, situaciones a descartar con una buena exploración y pruebas complementarias.

Derrame por el pezón

De acuerdo a las características del mismo se denomina telorrea (derrame no sanguíneo), telorragia (si hay sangre) o galactorrea (telorrea de leche fuera de la lactancia). La secreción bilateral (ambas mamas) y por varios conductos generalmente tienen una causa hormonal. Una secreción unilateral y de tipo sanguíneo puede tener un origen orgánico por lo que se deberá continuar el estudio.

Cambios en la piel

Infección, inflamación o eccemas. Es necesario una valoración individualizada.

Mastitis

La presencia de dolor, enrojecimiento, calor e induración nos orienta hacia el diagnóstico. Puede realizarse una ecografía mamaria para descartar la producción de un absceso. Es más frecuente en el período de lactancia. El tratamiento básico es la administración de antibióticos.

Mastopatía fibroquística

“Displasia mamaria” o “mamas fibrosas”. Consiste en un exceso fisiológico de los componentes normales del tejido mamario. Generalmente es producida por trastornos hormonales locales.

El dolor o la aparición de quistes son frecuentes. La mamografía muestra mamas densas con alguna irregularidad. La ecografía puede detectar quistes que, según su tamaño y sintomatología asociada, pueden ser evacuados.

Cáncer de mama

Es el cáncer más frecuente en la mujer. Para su estudio se realizan exploración clínica, mamografía, ecografía, resonancia magnética nuclear, punción-aspiración con aguja fina, biopsia estereotáxica o biopsia quirúrgica.

Prevención del cáncer de mama

Las recomendaciones o Código Europeo Contra el Cáncer son:

  • Realizar un chequeo periódico anual (ginecológico y mamario).
  • Mantener una dieta sana y una correcta higiene personal.
  • Hacer ejercicio físico moderado.
  • No realizar tratamientos hormonales sin dirección y control médico.
  • No fumar.
  • Moderar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Controlar el peso y la tensión arterial periódicamente.

Tratamiento del cáncer de mama

Dependiendo del tipo de tumor y su estadio, se pueden realizar los siguientes tratamientos:

  • Mastectomía: extirpación de la totalidad de la mama junto a los tejidos cancerosos.
  • Tumorectomía: es la extirpación del tumor con un margen de tejido sano a su alrededor. Debe complementarse con radioterapia local.

El tratamiento quirúrgico se combina, muy frecuentemente, con otros tratamientos como la radioterapia, quimioterapia, hormonoterapia, etc..

Last Update: 17/09/2014
References:
– Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología. 2005. Protocolos: Patología Mamaria Benigna