Ginecología Anticoncepción: métodos artificiales

Los métodos anticonceptivos actuales permiten una planificación familiar eficaz con baja tasa de efectos secundarios.

Métodos de barrera

Impiden el paso de los espermatozoides. Se incluyen en este grupo los preservativos (femeninos y masculinos), diafragma y cremas espermicidas. El preservativo masculino tiene una efectividad del 98-99% y protege frente a enfermedades de transmisión sexual (ETS). El preservativo femenino también evita las ETS y tiene una efectividad del 95%.

Métodos hormonales

Son medicamentos hormonales que impiden la ovulación, producen modificaciones a nivel del moco cervical haciéndolo hostil al esperma y disminuyen la implantación endometrial. Estos métodos son seguros (eficacia del 99%) si se cumplen las normas para su uso, respetando las indicaciones y contraindicaciones en cada caso.

Es recomendable un reconocimiento médico completo previo a su inicio (revisión ginecológica).

  • Píldora anticonceptiva combinada: habitualmente contienen estrógenos y gestágenos. Son comprimidos que se toman durante 21 (y 1 semana de descanso) o 28 días.
  • Parche contraceptivo: semejante a una tirita cuadrada , se aplica sobre la piel en zonas alejadas del pecho. La absorción de las hormonas se produce a través de la piel. Se coloca 1 vez por semana durante 3 semanas (y 1 semana de descanso).
  • Anillo vaginal: Es un aro de plástico flexible que se coloca fácilmente en la vagina produciendo la absorción de las hormonas a nivel de la mucosa vaginal. Se retira a las 3 semanas y se descansa la cuarta semana.
  • Anticoncepción de emergencia (píldora del día después): tiene una eficacia del 80% (evita 7 de cada 8 embarazos). Se debe tomar antes de las 72 horas del momento de la relación desprotegida.
  • Píldora oral de progesterona: indicada principalmente en mujeres lactantes.
  • Implante anticonceptivo: se coloca con anestesia local bajo la piel del antebrazo. Tiene una eficacia del 99% a 5 años. Puede dar alteraciones menstruales, cefalea y aumento de tensión mamaria.

Anticoncepción intrauterina (DIU)

Es un pequeño dispositivo que se coloca dentro del útero durante la regla. Impide la progresión de los espermatozoides mediante la producción de una inflamación aséptica a nivel endometrial. Su fiabilidad es del 98-99%. Algunos DIUs pueden llevar un depósito para liberar hormonas (gestágenos). Se debe realizar una revisión anual con control del DIU. El recambio se realiza cada 3-5 años.

Esterilización tubárica (ligadura de trompas)

Se realiza una coagulación y/o sección de ambas trompas para impedir el pasaje del óvulo por las trompas y su unión con el espermatozoide. Se realiza habitualmente por laparoscopia, necesitando anestesia general y unas horas de internación. Este procedimiento se puede realizar, asimismo, durante la realización de una cesárea. La efectividad es inmediata, con tasas de fallo del 1-3/1000 (eficacia mayor del 99%)

Vasectomía

Se seccionan los conductos deferentes para evitar la salida de espermatozoides en el eyaculado. Se realiza con anestesia local. Es necesario realizar seminogramas para valorar la presencia de espermatozoides ya que la efectividad no es inmediata.

Last Update: 12/09/2014
References:
– ACOG Practice Bulletin. Clinical Management Guidelines for Obstetrician-Gynecologists. Long-acting Reversible Contraception: Implants and Intrauterine Devices. 121, July 2011.
– Sociedad Española de Contracepción. Actualización en el manejo clínico de la anticoncepción Hormonal, intrauterina y de Urgencia. Madrid 2011.Disponible en: www.sec.es
– Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología. Protocolos: Anticoncepción Hormonal Combinada Oral, Transdérmica y Vaginal (2006)