Síndrome del ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico puede causar hirsutismo, acné, períodos menstruales irregulares o abundantes, falta de ovulación y esterilidad. Se puede asociar también a largo plazo a un incremento del riesgo de diabetes, de cáncer de endometrio, colesterol elevado y enfermedades cardiovasculares.

El diagnóstico es rápido y el tratamiento de los diferentes síntomas suele ser exitoso aunque no definitivo. Si se presentan problemas de esterilidad, se resuelven en la mayoría de casos.

¿ Qué es el síndrome de ovario poliquístico (SOP)?

Es la patología endocrino-ginecológica más frecuente, la presentan entre un 6% a un 10% de mujeres en edad reproductiva.

El SOP es un trastorno hormonal y metabólico originado en el propio ovario. El ovario produce una cantidad excesiva de andrógenos (hormona masculina) dando lugar a alteraciones en la ovulación (ausencia de ovulación o que se produce esporádicamente). Además, se acompaña de diferentes signos y síntomas que configuran el síndrome. Su nombre puede llevar a confusión, pero hay que señalar que no se trata de un problema de quistes en el ovario sino de una alteración hormonal que da lugar a múltiples pequeños folículos en el ovario.

¿Qué síntomas presenta?

Las mujeres con este problema pueden presentar diferentes síntomas:

Alteraciones menstruales. Ciclos de 40 días o más; en ocasiones no se tiene la menstruación incluso en meses. En la mayoría de casos no se produce una ovulación normal y por este motivo algunas mujeres podrían tener dificultades en quedarse embarazadas.

Además, el exceso de andrógenos (hiperandrogenismo) puede dar lugar a hirsutismo (exceso de vello en zonas del cuerpo en las que no debería estar, como en la cara, en las mamas, en la línea media etc.), acné y seborrea. En general estos síntomas aparecen en la adolescencia.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza mediante:

  • Historia clínica
  • Exploración física y ginecológica
  • Análisis de sangre en el que se analizan las diferentes hormonas, tanto femeninas como masculinas
  • Ecografía vaginal, siempre que sea posible, para estudio de la morfología del ovario

Si piensas que este es tu caso, tienes dudas o quieres una segunda opinión médica, te esperamos en PROCREAR.

PROCREAR, Ciencia al Servicio de tu naturaleza

(Fuente: Sociedad Española de Fertilidad - http://nuevo.sefertilidad.com/FOP.pdf)