Revisión Ginecológica

Hacer la revisión ginecológica es una oportunidad para mantener un buen estado de salud.

Un examen de rutina anual puede ayudar a encontrar problemas de salud de manera precoz. Si se detectan a tiempo, pueden ser más sencillos de tratar, por lo tanto ponen en menor riesgo tu salud.

El examen ginecológico de rutina consiste en:

  • Historia Clínica
  • Examen mamario
  • Examen genital externo e interno
  • Ecografía de los órganos pélvicos
  • Toma de citología (Durante esta prueba el ginecólogo toma una pequeña muestra de células del cuello del útero. Posteriormente estas células serán analizadas para determinar anormalidades y posible riesgo de cáncer)
  • Detección de enfermedades de transmisión sexual (hoy en día existen pruebas que permiten su detección y si se hace de manera precoz prevenir complicaciones que se puedan producir a largo plazo)

Además, durante la revisión, podrás tratar con tu ginecólogo algunos de estos temas:

  • Anticoncepción y planificación familiar: Tendrás la oportunidad de discutir las diversas opciones disponibles de manera individualizada en función de tus necesidades.
  • Menopausia: Con la revisión se puede obtener información acerca de los cambios que se están produciendo en este período, suplementos que pueden administrarse para mejorar los síntomas que tengas. Además de evaluar el prolapso de órganos pélvicos que se presentan con más frecuencia durante este período.
American College of Obstetricians and Gynecologists. Guidelines for women’s health care: a resource manual. 3rd ed. Washington, DC: ACOG; 2007.
Boulware LE, Marinopoulos S, Phillips KA, Hwang CW, Maynor K, Merenstein D, et al. Systematic review: the value of the periodic health evaluation. Ann Intern Med 2007;146:289–300
American College of Obstetricians and Gynecologists. Obstet Gynecol 2010;116:240–3. Committee opinion No. 534: well-woman visit