Fallo ovárico Prematuro

¿Qué es el fallo ovárico prematuro?

Se trata del cese de la actividad de los ovarios de forma prematura, antes de los 40 años. En general ocurre debido a que se agotan los ovocitos del ovario. Al no haber ovulación, el ovario no produce estrógenos ni progesterona (hormonas del ovario), desapareciendo por consiguiente la menstruación.

¿Qué síntomas pueden presentarse?

Los síntomas no difieren de los que puede presentar una mujer de más de 40 años cuando le desaparece la menstruación.

Son debidos a la falta de estrógenos. La ausencia de regla (amenorrea) es lo que más llama la atención en una mujer joven y es el principal motivo de consulta.

Otros síntomas asociados a los bajos niveles de estrógenos son: los sofocos, las alteraciones del sueño, las alteraciones emocionales, la disminución de la concentración mental, la disminución del deseo sexual y la sequedad vaginal que puede dar lugar a relaciones sexuales dolorosas.

 ¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se basará en:

• Historia clínica detallada, interrogando sobre antecedentes familiares de FOP.

• Exploración física general y ginecológica.

• Analítica de sangre midiendo los niveles de estradiol (la más importante hormona estrogénica producida por el ovario), que estarán disminuidos, y los niveles de hormona folículoestimulante (FSH, producida por la glándula hipofisaria situada en el cerebro), que estarán aumentados como respuesta al estradiol ovárico disminuido.

Las determinaciones se repetirán en más de una ocasión para confirmar el diagnóstico.

• Cuando el fallo ovárico es espontáneo (sin motivo aparente) se indicará efectuar otro análisis de sangre para estudiar los cromosomas (cariotipo).

Y ¿si quiero tener hijos?

Lo más costoso de aceptar para la mujer con fallo ovárico prematuro es la dificultad para tener hijos.

Cuando el fallo ovárico es espontáneo y con cariotipo normal puede suceder que el ovario presente cierto grado de actividad de forma intermitente y la gestación espontánea se pueda producir en un 5 a 10% de las parejas.

No hay ninguna prueba que nos indique si esto va a suceder ni tampoco si los tratamientos de estimulación de la ovulación son efectivos.

Las opciones con claras posibilidades de éxito son: un ciclo de FIV, ovodonación, adopción de embriones u adopción.

Si piensas que este es tu caso, tienes dudas o quieres una segunda opinión médica, te esperamos en PROCREAR.

PROCREAR, ciencia al servicio de tu naturaleza.

(Fuente: Sociedad Española de Fertilidad -http://nuevo.sefertilidad.com/FOP.pdf)